Una mágica tradición que sigue viva.

Sonrisas y alegría en los rostros de las niñas y niños penjamenses, son las palabras que describen la magia que se vivió en este Día de Reyes.

La tradicional rosca de reyes, la entrega de juguetes, juegos mecánicos y espectáculos infantiles, fueron tan solo algunas de los momentos más importantes que se llevaron a cabo en el centro de la ciudad para celebrar a nuestros niños.

A lo largo del día familias enteras acompañados de sus niños pudieron disfrutar de momentos agradables que hicieron de su día algo grandioso y divertido.